A menudo me encuentro ante la necesidad de explicar qué hacemos en el área de consultoría de The Skeye, y no es fácil.

Es normal que familia, amigos y conocidos quieran entender qué significa eso de “consultoría en estrategia, organización y personas”, y mucho más que quieran entenderlo los potenciales clientes.

Decir que acompañamos a las organizaciones y a sus Equipos Directivos, añadiendo claridad en la toma de decisiones relacionadas con esos temas es no decir mucho; como tampoco lo es decir que diseñamos nuestro acompañamiento a medida de cada necesidad, procurando que nuestras aportaciones sean útiles y fáciles de implementar. Y, sin embargo, esa es la esencia de nuestros proyectos. Eso, y como decimos siempre, hacerlo sin romper ningún jarrón…o al menos ninguno que no se quiera romper.

La única forma que se me ocurre para transmitir lo que hacemos es poner ejemplos, y hoy os voy a contar uno, para empezar a clarificar.

En este caso se trata de una empresa del sector de Gran Consumo, o como se llaman ahora “fast-moving consumer goods”, con 3 hermanos que eran la 3ª generación propietaria del negocio. 

Una de las hermanas ocupaba la función de CEO, con un liderazgo claro en la organización, basado en años de experiencia y trabajo duro, la otra hermana estaba alejada del día a día del negocio, con una trayectoria profesional independiente, y el último hermano ocupaba una dirección funcional en la empresa y era miembro del Comité de Dirección.

No siempre sucede así, pero en este caso había un claro consenso en la persona de la familia que tomaría el relevo, en la voluntad de la 3ª generación de salir de las funciones ejecutivas de la empresa, y en facilitar una transición, prevista en un plazo de 12 meses, que minimizara el impacto del cambio en la organización.

El equipo de The Skeye entramos en el proyecto cuando todo esto ya estaba decidido. ¿Y qué quedaba entonces?, SÓLO facilitar que se alcanzaran todos esos objetivos.

Trabajamos con la generación saliente, para que cada uno/a definiera y se sintiera a gustos con sus planes de futuro y el de los demás hermanos, más o menos vinculados a la empresa, pero siempre desde la distancia “no ejecutiva”; en la definición adecuada de los distintos Órganos de Gobierno de la empresa familiar, definiendo sus principales roles y funciones; acompañamos a la CEO saliente a dibujar las distintas etapas de su desvinculación de la responsabilidad que ejercía desde hacía más de 25 años, un proceso que habitualmente va acompañado de una elevada carga emocional y existencial; trabajamos con la nueva CEO en la definición de su rol desde una perspectiva personalizada, adaptada a su propio estilo pero también a la realidad de la organización; y por último, pero no por ello menos importante, acompañamos al Comité de Dirección en el proceso de transición para facilitar la cohesión y alineación de sus miembros, durante y tras los cambios.

Estos son las áreas en las que trabajamos, pero también hizo falta escuchar, comprender, interpretar, mediar, consensuar, acompañar, a veces empujar y otras frenar, cambiar planes, traducir, coordinar, adaptar…la lista es larga, pero el proyecto fue un éxito y en The Skeye estamos muy orgullosos de ello, aunque como en mucho de lo que hacemos, la confidencialidad es imprescindible, y nadie vaya a saber que también aportamos nuestro granito de arena.

Nuestros proyectos están relacionados con la visión estratégica de la organización y la gestión de sus personas desde una perspectiva sistémica, el marco es amplio y los proyectos tan singulares como lo es cada organización…quizá otro día me anime y os cuente más, así nos vamos conociendo mejor.

Olga Pla

Olga Pla

Socia directora de Consultoría