Nueva entrega de Lead with clarity centrado en la Dirección de Personas, hoy de la mano de Montse Mora, Directora de Recursos Humanos de España en Elis.

¿Cómo ha cambiado la percepción sobre el Departamento de Personas en tu empresa el último año?

Realmente ha sido un año complicado para todos los equipos de RH. Difícilmente olvidaremos el 2020. Se han vivido situaciones extremas, en las que la toma de decisión requería de máxima agilidad y adaptación a cada una de las diferentes realidades que estábamos viviendo. Nuestros equipos se han involucrado más allá de lo profesional, acompañando de cerca a las personas y la organización ha sentido que nuestra función era más que nunca necesaria. Esta pandemia ha afectado mucho más allá de lo económico ya que ha impactado sobre todo la parte social y emocional de las personas. Y allí los equipos de HR hemos tenido un papel fundamental para ayudar a sobrellevarlo y seguir motivando a los equipos. Creo que hoy más que nunca, las organizaciones que apuestan por el futuro tienen claro que es muy importante tener un buen departamento de Personas. 

¿Qué crees que debe aportar hoy la Dirección de Personas al Comité de Dirección?

Debe acompañar a los diferentes miembros del Comité en la gestión de sus equipos y ayudarles para asegurar la consecución de los resultados. Hoy en día está más que demostrado que los buenos resultados no se consiguen trabajando solo, sino con el conjunto de las personas que forman la compañía. No solo es necesario atraer el talento sino que lo más importante es generar un entorno que ofrezca oportunidades profesionales y la ilusión por un proyecto como empresa para que nuestros talentos internos decidan quedarse en él. 

¿Cuáles son las 3 competencias que más valoras en la selección de un Directivo para tu Empresa?

Me es difícil resumirlo en 3 ya que creo que son la suma de varias competencias lo que ayuda a seleccionar un buen Directivo para la organización. Quizás las que más valoro son la flexibilidad, la capacidad de empatía y la visión global. Y seguro que sonará tópico…….pero más allá de las competencias lo esencial es que sea buena persona! Que sepa escuchar y estar cerca de sus equipos, orientándolos a un objetivo común desde la proximidad y el liderazgo. Que priorice el éxito colectivo versus el individual. Creo que es esencial que, en cualquier posición pero más en la de un Directivo, los valores personales estén alineados con los de la Empresa.


A nivel personal y profesional, ¿qué has aprendido durante estos meses?

Realmente ha sido un aprendizaje express! En términos globales, tengo claro que después del año vivido nada es imposible ni nada es para siempre. A nivel profesional he aprendido a que debemos ser flexibles, priorizar lo importante en cada situación y que cuando nos involucramos y disfrutamos con lo que hacemos a pesar de las dificultades, las cosas salen bien. También he aprendido a escuchar más a las personas que me rodean y a confiar en ellas. Tener un buen equipo a tu lado es la clave para avanzar!

Y a nivel personal…… sobre todo he aprendido a valorar mucho más los momentos con mi familia. Y he de decir que he aprendido mucho de mis hijos: de su capacidad para adaptarse a una situación también difícil para ellos, a esforzarse, a comprender y disfrutar de las pequeñas cosas.  A veces nuestros mejores maestros están más cerca de lo que creemos…

¡Muchas gracias Montse por tus interesantes reflexiones!