Hace ya tiempo que sigo los artículos de @kikollaneras, que suele escribir en el País y en la revista Jot Down.

Recientemente escribía que en La Liga y la Segunda División de Fútbol, hay el doble de jugadores nacidos en Enero que en Diciembre. Es decir: los nacidos en el primer trimestre tienen el doble de posibilidades que los nacidos a finales de año  para convertirse en deportistas de élite! 

Estadística pura. 

Y no sólo en España, sino en cualquier país del mundo, donde los cortes de edad para las actividades y los cursos escolares empiezan en Enero. La regla, que seguro os resulta fácil de entender, se repite siempre vinculada a la fecha de “corte”. Así, en Inglaterra, tienes más opciones de ser aceptado en Oxford si has nacido en Septiembre, dado que el corte se realiza en Agosto.

Por tanto “l@s mayores” de cada clase, efectivamente tienen más opciones de llegar más lejos, ya que desde pequeñ@s están más arropad@s: leen más deprisa, son más fuertes, más habilidosos, corren más, tienen más facilidad para aprender, etc. Este hecho, a los 6 años tiene una incidencia enorme. A los 21 ya no, pero los imputs recibidos durante todo el período escolar por parte de la familia, las profesoras, los tutores deportivos, etc., ya permanece.   

Parece que hay estadísticas que reflejan situaciones parecidas en muchos ámbitos de nuestra vida: deportes, política, dirección de empresas…

Esto me dio un matiz adicional a la pregunta de si el “líder nace o se hace”. Sólo un matiz. 

No soy de carácter determinista (además de haber nacido en Junio!) por lo que pensé que la fecha de nacimiento no puede ser el “factor determinante” del éxito profesional. Deben tener un peso elevadísimo, la familia, la educación, el esfuerzo, la perseverancia, la preparación y el entrenamiento, entre otros.

Para no quedarme con el “runrún”, he buscado al azar listas de los mejores futbolistas de la historia. Los voy a escribir para que me lluevan las críticas apasionadas que este deporte siempre suscita: Pelé, Messi, Mbappé, Cruyff, Maradona, Beckembauer, Butragueño, Platiní, Puskás, Di Stéfano…. Todos ellos han sido referentes en este deporte, aunque ninguno de ellos nació entre enero-marzo!!!

Por lo tanto, creo que, los valores, el carisma, el ejemplo, la habilidad, el entrenamiento, tener buenos referentes, formarse…, seguirán formando parte de los elementos esenciales para ser un buen líder!

Habrá que seguir trabajando y esforzándose!