Una vez cerrado ya el mes de febrero, hemos realizado un breve análisis de las principales peticiones que nos están haciendo los CEOs y DRHs de nuestros clientes.  En general, desde hace unos 3 meses, observamos un movimiento hacia aspectos estratégicos. Lo cual, debo decir, le añade (por si andábamos flojos) un punto de complejidad y también de valor añadido a nuestra labor. 

Estamos viendo una preocupación real por levantar un poco más la cabeza y otear el horizonte (aunque sea a medio plazo).

Parece que empezamos a olvidar los comités de Crisis (por fin !!!) y empezamos a trabajar (o a querer hacerlo…) en la estrategia. 

A nivel de selección de Directivos hemos observado una preocupación cada vez mayor por el largo plazo (2-5 años). Los perfiles Directivos que nos solicitan son para ocupar puestos de relevancia en la definición o implementación de la estrategia organizativa o de la Compañía. Así, podríamos decir que la preocupación de los máximos dirigentes de nuestras empresas ha “subido un nivel”.

A idéntica conclusión llegamos en el área de consultoría. Nuestros clientes muestran una gran preocupación por el medio plazo, por la era “d.C.” (léase “después del Covid”). En este sentido, los aspectos relativos a “ordenar la empresa”, estructurar la organización, la sostenibilidad del negocio y de la organización, etc., cobran de nuevo mucha relevancia.

Parece que los Comités Ejecutivos quieren y necesitan volver a sentarse juntos para pensar y actuar hacia el futuro. 

Al mismo tiempo, dos elementos han cobrado especial relevancia, y no son nuevos: el Cliente y las Personas que forman parte de la Organización. En definitiva, una de las más importantes preocupaciones que CEOs y DRHs nos transmiten hoy es cómo adaptar las estructuras organizativas a las nuevas estrategias del negocio. Y empezamos por la adaptación de la estructura del Comité de Dirección a la Estrategia. Para mi, es motivo suficiente para el optimismo, sinceramente. ¡Empezamos a dirigir en serio!

Toni Sole

Toni Sole

Socio Director