Nueva conversación en nuestro Lead with clarity centrado en la Dirección de Personas, hoy de la mano de Maria Luisa Clares, Directora de Recursos Personas, Organización y RSC en BSMSA.

¿Cómo ha cambiado la percepción sobre el Departamento de Personas en tu empresa el último año?

El último año ha puesto a prueba la capacidad de adaptación y la resiliencia de todas las organizaciones en su conjunto y ha supuesto una gran prueba de fuego para todos los departamentos de personas para garantizar la continuidad y la sostenibilidad del negocio y a la vez garantizar la salud de las personas.

En nuestro caso, realizada la encuesta semestral de satisfacción del cliente interno en el mes de diciembre 2020, hemos podido comprobar la robustez de las políticas de personas y la percepción de que somos un departamento muy valorado por la escucha activa que practicamos, por la aportación de valor a la organización y la fiabilidad en tiempo y forma de nuestra respuesta en una empresa muy compleja que gestiona quince negocios diferentes. Estos tres ítems, ya muy destacados en el año anterior, se han visto reforzados en el tremendo año pasado.

¿Qué crees que debe aportar hoy la Dirección de Personas al Comité de Dirección?

La Dirección de Personas además de la fiablidad, la seguridad y la congruencia en las políticas de personas que eran los requisitos más añejos de nuestra responsabilidad,  debe aportar una visión holística del capital humano de que dispone la compañía, una visión estratégica y también transversal sobre el capital humano que dé respuesta a los retos estratégicos que tiene la compañía, una aliada estratégica de los negocios y ser un elemento esencial en la gestión del cambio, todo ello con la manera de hacer de BSM que viene determinada por sus valores que son tangibles y muy de verdad. Detrás de cada afirmación hay elementos concretos como la política de polivalencia (cada año un centenar de personas cambia internamente de puesto de trabajo), la política de carrera profesional (horizontal y vertical) y de relevo generacional al cual añadiremos un proyecto específico de convivencia generacional, y en el tema de gestión del cambio hay que destacar que todos nuestros negocios sin excepción se encuentran inmersos en procesos de innovación, digitalización, de posicionamiento en el mercado i/o de adaptación. Sencillamente apasionante.

¿Cuáles son las 3 competencias que más valoras en la selección de un Directivo para tu Empresa?

Las competencias que más valoramos en realidad para nosotros hay 5: pasión por el cliente/ciudadan@, compromiso, capacidad de adaptación, capacidad de cooperación y responsabilidad.


A nivel personal y profesional, ¿qué has aprendido durante estos meses?

Estos meses me han enseñado cosas que ya sabía pero que no siempre habían estado donde les correspondía. Intentando simplificar podría decir que he aprendido a resintonizar: resintonizar las prioridades, resintonizar las expectativas de los equipos y resintonizar el trato con las personas a las que amas.

¡Muchas gracias Maria Luisa por tu colaboración!